AIME

Una historia de integración en el campamento de verano de 2014

Aimé (“Amado” en Francès) llegó a nuestro campamento de verano con ilusión pero sufrió el rechazo de sus compañeros. Un niño síndrome de Down tiene un futuro incierto en Burkina, pero gracias al trabajo de sensibilización realizado por los instructores de KATIOU, Aimé fue aceptado por sus compañeros y disfrutó con todos ellos durante un verano libre de prejuicios.

Bailar es lo que más le hace disfrutar….y nosotros pudimos disfrutar también viéndole feliz cada día bailando sin parar.

Gracias a todos por hacerlo posible